La educación está en el centro de la sociedad. Empieza con la familia y debe coordinarse con la escuela y con otros centros de educación no formal, ya que los hombres, durante toda su vida, aprenden en el espacio de la comunidad donde viven, por eso la educación formal y no formal deben implicarse con el entorno social.


La educación encierra un tesoro

Según el Informe de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura), en la actualidad es necesaria una nueva forma de educar al ciudadano en valores y aptitudes. 

La educación encierra un tesoro, por lo tanto deberá transmitir conocimientos teóricos y evolutivos; dichos conocimientos son adaptados para la vida y son las bases de las competencias del futuro. Por lo tanto, la educación a lo largo de la vida se estructura en torno a aprendizajes fundamentales de los cuatro pilares de la educación: aprender a conocer, aprender a hacer, aprender a vivir juntos y aprender a ser.

salon de clases con butacas

La educación es un derecho humano, un bien público y una responsabilidad colectiva. 

La Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 24 de enero Día Internacional de la Educación, ya que sin una educación de calidad los países no lograrán romper el ciclo de pobreza que deja rezagados a millones de niños, jóvenes y adultos.


Aprender a conocer

Este pilar es básico para toda la vida. Es necesario que este pilar se trabaje desde la infancia, ya que será la base de toda una vida, puesto que es el resultado de conocer el entorno que nos rodea.

Consiste en adquirir los instrumentos de la comprensión e implica el placer de comprender y descubrir, de aprender a aprender, integrando la atención, la memoria y el pensamiento para aprender a conocer el entorno a través de cultura general, amplia y específica. Los medios son: juegos, trabajos prácticos y signaturas específicas.


Aprender a hacer

Este pilar nos ofrece la manera en la que se debe actuar durante el transcurso de la vida, ya que está en cada uno elegir la forma en la que queremos vivir.

Significa establecer vínculos entre conocimientos, aprendizajes y competencias para convertirlos en habilidades valiosas, así como en conocer e influir en el propio entorno.

Implica capacitar a la persona a hacer frente a un gran número de interacciones, trabajar en equipo y desarrollar la calificación profesional para el mundo del trabajo. Los medios son: proyectos y experiencias sociales y de trabajo.


Aprender a vivir juntos 

Nos enseña lo valioso de saber comportarse en comunidad, ya que genera un desarrollo moral y físico para la persona y desarrolla un pensamiento crítico. La persona debe saber vivir en comunidad y trabajar en equipo, participar y cooperar con los demás, reconocer la diversidad de la que somos parte y aprender a respetarla.

Implica desarrollar la comprensión del otro y la percepción de las formas de interdependencia realizando proyectos comunes y evitar conflictos. Vivir los valores de pluralismo, comprensión mutua y la paz. Los medios son: el diálogo, actividades deportivas y sociales.


La educación contribuye al desarrollo integral

La educación debe contribuir al desarrollo integral de cada persona: cuerpo, mente, inteligencia, sensibilidad. Se trata de saber hacer, saber ser y saber convivir en sociedad. 

Es importante concebir la educación como un todo. En esa concepción deben buscar orientación las reformas educativas, tanto en la elaboración de los programas como en la definición de las nuevas políticas pedagógicas. 

Es necesario hacer conciencia de que la educación no sólo es la adquisición de conocimientos, o que la labor del maestro sea entregar toda la información al estudiante; es importante que cada estudiante encuentre en el aprendizaje la manera de desarrollar mejor sus habilidades, aptitudes y conocimientos. 

El maestro debe ser el que guíe, el facilitador que dé a conocer las herramientas, pero dependerá totalmente del alumno qué es lo que quiere hacer con el conocimiento que adquiere y cuál es el siguiente paso que necesita para desarrollarse más.

papás y escuela trabajando juntos

Aprender a ser 

Aquí, el desarrollo tiene por objeto el despliegue completo del hombre en toda su riqueza y en la complejidad de sus expresiones y de sus compromisos: como individuo, como miembro de una familia, de una institución, como ciudadano. Éste defiende el desarrollo de un niño que, con el transcurso del tiempo y el aprendizaje de estos valores, vaya creando una personalidad en concreto, alcanzando una superación como ciudadano responsable; miembro de una sociedad que va construyendo, y le construye al mismo tiempo, sus cualidades personales para afrontar diversas situaciones laborales y sociales, y adaptarse a tiempos cambiantes.

Implica desarrollar la propia personalidad, la capacidad de autonomía, de juicio y de responsabilidad personal. Con tal fin, no menospreciar en la educación ninguna de las posibilidades de cada individuo: memoria, razonamiento, sentido estético, capacidades físicas, aptitud para comunicar y espiritualidad. Los medios son: arte, poesía, conocimiento de sí mismo.

colaboración tecnología y la educación

Educación y progreso

La UNESCO plantea que la educación es uno de los sectores claves del progreso; debe prestar atención a la situación social, cultural y material de los docentes, respetar su dignidad y que tenga pleno acceso a la formación permanente. 

Los alumnos deben adquirir las capacidades necesarias para utilizar la tecnología, buscar, analizar y evaluar información; resolver problemas y evaluar decisiones, 

Con esta perspectiva, el individuo debe estar en condiciones de aprovechar la oportunidad que se le presente de actualizar, profundizar y enriquecer el saber, y adaptarse a un mundo en permanente cambio.

En resumen, la "educación a lo largo de la vida" debe aprovechar todas las posibilidades que ofrece la sociedad. La educación es la esperanza de un quinto pilar: el de transformar la realidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *