La CVII (107) Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) sigue en marcha, y en el tercer día (1 de mayo de 2019), los obispos iniciaron su día encomendándose al Espíritu Santo en la Eucaristía presidida por Mons. Florencio Armando Colín Cruz, Obispo de Puerto Escondido, quien aprovechó la fiesta de San José Obrero para destacar las virtudes de un buen cristiano.


Más tarde, Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, Obispo Auxiliar de Monterrey y presidente de la Dimensión Episcopal de la Pastoral de Adolescentes y Jóvenes, expuso la emergencia pastoral de atención a jóvenes y las rutas que se pueden impulsar desde la Pastoral Juvenil, para continuar con el día de trabajo en donde la universidad Pontificia de México y el Pontificio Colegio Mexicano en Roma presentaron su informe de actividades.

asamblea-plenaria-3-dia-art

Uno de los puntos más relevantes de este día fue que Mons. Ramón Castro, obispo de Cuernavaca, mostró los proyectos de la tesorería general de la CEM, resaltando la realización de una capacitación para los sacerdotes encargados de la economía y para los apoderados legales, esto en convenio con el Tecnológico de Monterrey.

Los trabajos vespertinos continuaron orientados a atender la preocupación de la Iglesia en relación a la protección de menores. Mons. Rogelio Cabrera López, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano y Arzobispo de Monterrey, compartió su experiencia del encuentro que tuvo en el Vaticano el mes de febrero referente al mismo tema, dando como resultado la aprobación completa por el pleno para el Plan Estratégico de Protección a Menores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *