Colaborador: Nazareth Martínez Ramírez, Pastoral Vocacional

En ocasiones llegamos a confundir lo que significa la palabra “vocación”. Algunos piensan que es una profesión o carrera en la que sólo cumpliríamos ciertas actividades a cambio de un salario; otros afirman que sólo tienen vocación aquellas personas privilegiadas por Dios al ser llamadas por Él, como los religiosos y sacerdotes. 

La vocación es mucho más que todo esto. Se va descubriendo mediante sucesos que se van presentando en la vida de cada persona y sólo será comprendida conforme se tome conciencia de la presencia de Dios en la vida. Y responder a este llamado no es una obligación, ya que el ser humano es libre de optar por el proyecto de Dios.


Los Elementos Vocacionales

1.- El llamado

Dios llama en cualquier momento y lugar; llama incluso en lo más insignificante de la vida cotidiana. 

Este llamado es un don de Dios, un regalo que surge de su amor. Él no solamente te llama en el silencio, sino que se hace valer por infinidad de medios: personas, situaciones, imágenes, oraciones, libros, experiencias personales, etc. El llamado es único.

2.- La respuesta

Ésta solo corresponde darla a la persona llamada, a nadie más. Nadie puede obligar a responder, ya que Dios, al crearnos libres, nos permite decidir. Esta respuesta debe ser con plena disponibilidad y compromiso; siempre será personal, libre, consciente y responsable.

3.- La misión 

El llamado es para una misión, que responde a las necesidades de la humanidad. Esta misión se cumple en lugares concretos, empezando desde tu familia, la colonia en donde vives, tu comunidad, en la Iglesia, en tu ciudad. Dios toma como instrumento al ser humano en esta misión para hacer llegar su mensaje de amor y remediar una necesidad concreta en el mundo.


El Proceso Vocacional

En nuestra Diócesis de Tepic, la Pastoral Vocacional tiene como objetivo ayudar al joven a realizarse, empezando por el redescubrimiento de su identidad como persona creada a imagen y semejanza de Dios, y brindando herramientas para poder responder a necesidades de la humanidad mediante una vocación específica. Para hacerlo, durante el año organiza dos eventos importantes; el primero es el Proceso Vocacional.

El propósito del Proceso Vocacional es que, desde una acción evangelizadora, el joven logre vivir su proceso a partir de su vocación humana, del encuentro existencial con Jesucristo y de la toma de conciencia eclesial en vista a su opción por el Reino de Dios aquí y ahora, siempre dando una respuesta ante la necesidad de su realidad. 

El Proceso Vocacional consta de cinco etapas; inicia en el mes de enero y termina en el mes de junio. Esta herramienta nos ayuda a comprender que no somos seres humanos arrojados a la existencia sin algún propósito o proyecto en la vida, sino que somos parte de un plan amoroso al cual estamos invitados en la plena libertad de llevarlo a cabo.


El Pre Seminario y Pre Vida Religiosa

Es una experiencia para jóvenes (hombres y mujeres) que han sentido la inquietud a la vida sacerdotal o religiosa. En el “Pre” se les dan las herramientas necesarias, así como el acompañamiento espiritual, para que descubran cuál es el plan que Dios tiene para ellos. 

A través del conocimiento personal, la propia historia de vida, la historia de la Iglesia, el contexto social en que vivimos, la propuesta del Reino de Dios que hace Jesús y el conocimiento propiamente del sacerdocio y de la vida religiosa (con sus múltiples carismas) que se lleva a cabo durante todo el Pre Seminario y Pre Vida, el joven puede comenzar el discernimiento ignaciano, acompañado espiritualmente por un sacerdote, religioso o religiosa que le ayudará a reconocer y abrazar el proyecto al que Dios lo invita, optando desde su libertad.

poster-pre-2019

Ingresa a la página oficial de Facebook de la Pastoral Vocacional para más información.

¡Te esperamos!

En este año 2019, el Pre Seminario y Pre Vida Religiosa se llevará a cabo del 17 al 28 de julio en el Seminario Diocesano, ubicado en Km. 8 de la carretera a Santa María del Oro, Nayarit.

Joven: si has sentido que tu vida no tiene sentido, si quieres encontrar para lo que fuiste creado, si necesitas ayuda para hacer un proyecto de vida sólido, este espacio es para ti. Si has sentido inquietud a la vida sacerdotal o religiosa: ¡es tu oportunidad de clarificar tu llamado! ¡No dudes en contactarnos! ¡No estás solo en tu búsqueda!

Familias, seamos semilleros de las vocaciones… oremos por nuestros hijos, acompañémoslos en esta búsqueda, seamos apoyo para ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *