El 30 de abril es un día muy esperado por los niños; esperan no sólo la celebración en la escuela, sino también la que se hará en la familia. Si ese día los papás regalan un juguete, es mejor  un juego de mesa o un juguete educativo, un balón, un diario, una pelota o un libro, que no genere un gasto excesivo, sobre todo si se tiene más de un hijo; también se pueden planear actividades que ellos mismos organicen, fomentando además la creatividad y descubriendo cómo anda su capacidad de organización.


"El Juego..."

El juego es una actividad clave en el desarrollo de los seres humanos donde se aprende a compartir, a asumir roles, a tolerar situaciones de frustración y a disfrutar y construir con otros.   El día del niño no es el día de un regalo, sino el día de jugar, como deben de ser para los niños todos los días de su infancia.

En ocasiones los niños viven en hogares donde el papá o la mamá no se encuentran presentes, pero esto no debe ser un problema para festejar ese día. También hay niños que teniendo a papá y mamá en casa  rara vez juegan con ellos. 

Es importante no esperar a que llegue el Día del Niño para acercarnos a nuestros hijos; todos los días hay que hacer pequeños festejos para que los chicos guarden en la memoria lo mejor de nosotros. 

Aprovechemos este día entonces y tratemos de evitar el consumismo.


dia-del-nino-art

Un dato interesante, y a la vez revelador, es el que “el Día del Niño de este año tendrá una derrama económica que asciende a los 18 mil 114 millones de pesos”, afirma la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco – Servytur).

Fue un 20 de noviembre de 1959 cuando la Asamblea de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) recomendó establecer el Día Universal del Niño. Se instó a los países del mundo a que celebraran este día en la fecha en que ellos consideraran conveniente. México optó por hacerlo el 30 de abril.


Cuidemos no ser nosotros como papás los que hagan que estas cifras suban de manera tan alarmante. Nuestros niños no necesitan regalos; necesitan más atención, más cariño, más tiempo de convivencia con nosotros; son y deben de ser lo más importante para nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *