Colaborador: Pbro. José Avila Gallo

Un accesorio muy buscado entre los fieles católicos es la medalla de San Benito, pues dicen que “sirve para alejar las asechanzas del demonio”. 

Como todo sacramental, su poder no radica en que sea una medalla bonita, bendecida, ni en que contenga una oración inscrita en ella. Su poder radica en Cristo mismo y en la fervorosa disposición de quien la usa.

Los signos que contiene

En la parte frontal San Benito se muestra en el centro de la medalla. En su mano derecha sostiene una cruz. La cruz representa el poder salvador de Cristo. 

En el lado izquierdo se encuentra un libro que contiene la Santa Regla de su orden. A la derecha está una copa rota. Esta copa se decía que había sido envenenada por unos monjes rebeldes que no estaban a gusto con el santo. La copa se rompió cuando San Benito hizo una señal de la cruz sobre ella y le salvó la vida. 

A su izquierda hay un cuervo. El cuervo lleva una hogaza de pan envenenado que los monjes trataron de dar a San Benito. 

La medalla de San Benito - Significado - Revista La Senda

    La parte trasera de la medalla está dominada por una gran cruz. En cada uno de los cuatro lados de la cruz está inscrito: C. S. P. B. (Crux Sancti Patris Benedicti): «Cruz del Santo Padre Benito». En línea vertical de la cruz: C. S. S. M. L. (Crux Sácra Sit Mihi Lux): «Que la Santa Cruz sea mi luz». En línea horizontal de la cruz: N. D. S. M. D. (Non Dráco Sit Mihi Dux): «Que el demonio no sea mi guía». Empezando por la parte superior, en el sentido del reloj, y alrededor del borde, aparecen las iniciales de la oración de exorcismo: V. R. S. (Vade Retro Satána): «Aléjate Satanás». N. S. M. V. (Non Suáde Mihi Vána): «No me sugieras vanidades». S. M. Q. L. (Sunt Mála Quae Libas): «Cosas malas son las que tú ofreces.». I. V. B. (Ípse Venéna Bíbas): «Bebe tú mismo tu veneno.». PAX: Paz.

    Se recita entonces así: «Que La santa Cruz sea mi luz y que el dragón (el Demonio) no sea mi guía. Retírate Satanás. No me sugieras vanidades. Cosas malas son las que tú ofreces. Bebe tú mismo tu veneno. Paz.».

    Son palabras muy fuertes que muchas de las personas que utilizan la medalla ni siquiera saben lo que significa.


    No es un amuleto

    Según el diccionario de la Lengua Española, un amuleto es un objeto portátil al que se le atribuye un poder mágico capaz de dar salud o suerte, o de beneficiar a la persona que lo tiene en su poder y lo lleva encima.

    Es erróneo pensar que recibiremos una protección especial contra el mal por el sólo hecho de portar la medalla en nosotros o con nosotros. Si bien la medalla puede apartarnos del mal, su eficacia radica en creer y en vivir los símbolos que aparecen acuñados en ella, mismos que tienen su expresión en el Evangelio.

    Esta medalla es una expresión de fe, de algo que el creyente ha venido madurando desde el momento en que aceptó en su vida a Jesús.

    Es infalible sólo si creemos en lo que está significado en ella y que viene del Evangelio. De manera que lo que nos protege es nuestra fe en la Palabra de Jesucristo, y no la pura materialidad de la medalla.

    Significado de la medalla de San Benito - Revista La Senda - Chica haciendo oración

      Es un sacramental

      El nombre de “sacramentales” nos trae a la memoria el de “sacramentos”, y manifiesta una íntima relación entre unos y otros. Los sacramentales ayudan a los hombres para que se dispongan a recibir mejor los efectos de los sacramentos, efectos que el Concilio llama principales.

      En la medida en que seamos conscientes de los signos de la medalla podemos decir que dicha medalla es un sacramental, pues nos abre a la acción del Espíritu Santo, misma que nos viene por la Palabra de Jesús y de su Evangelio.

      Es un compromiso

      Si portamos esta medalla es porque estamos dispuestos a vivir el seguimiento de Jesús al estilo de san Benito, o de acuerdo con sus consejos y su espiritualidad. Si él puso en ella todos esos signos es porque nos está diciendo lo que le sirvió para vivir de acuerdo con Jesús.

      La medalla de San Benito es una invitación a orar, a vivir como Cristo nos ha enseñado a través del Evangelio; de esta forma podemos tener la firme confianza de que Dios nos protegerá del mal, de las enfermedades y de los vicios.


      Significado de la Medalla de San Benito - Imagen de San Benito

        Un astro luminoso en un siglo oscuro

        La Iglesia Católica celebra a san Benito Abad el 11 de julio.

        San Benito nació en la pequeña ciudad italiana de Nursia, en provincia de Perugia. Fue definido por San Gregorio Magno como “un astro luminoso” en una época marcada por una grave crisis de valores. En efecto, las enseñanzas de San Benito llegaron después de la decadencia de la civilización romana y fueron fundamentales para el nacimiento de la cultura europea. 

        La obra más importante de Benito, hermano de Santa Escolástica, es la composición de la Regla. Escrita alrededor del 530 d. C., es un manual y código de oración para la vida monacal.

        El Santo exhorta a los monjes a inclinar “el oído del corazón” y a “no desesperar jamás de la misericordia de Dios”. Su intuición se volvió una luz no sólo para el monaquismo mismo, sino que fue sobre todo una esperanza providencial para pobres y peregrinos y, por lo tanto, para volver a levantar el destino del Viejo Continente. Después de los excesos de la edad romana y de las violencias de los bárbaros, Benito trajo la novedad de “no mirar a la condición social ni a la riqueza”, sino al “sentido de la persona, constituida a imagen de Dios”.

        Deja un comentario

        Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *