Colaborador: Francisco R. Casillas Martínez

Las Posadas son fiestas populares que se celebran en México –y en otros países de Latinoamérica– durante los nueve días que anteceden a la Navidad; es decir, del 16 al 24 de diciembre. 

Estas fiestas recuerdan la peregrinación de María y José desde su salida de Nazareth hasta Belén, donde buscan un lugar para hospedarse y esperar el nacimiento del Niño Jesús.


Celebraciones con significado profundo 

Las posadas son celebraciones con un significado profundo, dignas de ser recuperadas y vividas en comunión.

Nos invitan a abrirnos a los demás. Nos estimulan a compartir, a convivir y alegrarnos juntos. 

Las posadas se constituyen de tres momentos bien precisos: la oración (con frecuencia es el Rosario), una pequeña procesión durante la cual los peregrinos piden “posada” –como María y José– entonando cantos populares, y la llegada de la procesión al lugar de la fiesta.

representacion de la virgen maria en su burrito
    niños celebrando la posada sosteniendo a los peregrinos

      Recuperando el sentido auténtico 

      La Senda te invita a vivir las posadas según el espíritu con el que fueron creadas: como un momento de encuentro con Dios y de sana convivencia con la familia, los amigos y los vecinos.

      Rescatar y fortalecer las raíces de tradiciones como ésta nos lleva a cultivar expresiones y valores fundamentales para la vida de toda persona y comunidad. 

      Las posadas muestran que donde se abren las puertas a Dios se experimenta la alegría sana y el compartir al alcance de todos; que sí es posible convivir en paz y disfrutar la vida juntos. Demos posada al respeto, a la amistad, al amor y a la unidad desde la familia.

      Deja un comentario

      Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *