San José: Hombre prudente y sencillo

Colaborador: Francisco Rafael Casillas

El 1º de mayo de 2019 se llevó a cabo la fiesta patronal de nuestro Seminario Diocesano de Tepic en honor a San José. Fiesta que celebramos en toda la diócesis y a la que estamos invitados a ser partícipes. Participando alrededor de 700 personas y contando con la presencia de aproximadamente 30 sacerdotes, el “Seminario Mayor” se vistió de fiesta y alegría, compartiendo la fe en comunidad.


Dieron inicio las celebraciones con la eucaristía presidida por el Pbro. Lic. Sergio Díaz Lepe, Vicario General de la diócesis, en representación del Sr Obispo Luis Artemio Flores Calzada, quien se encuentra en la CVII (107) Asamblea de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM). 

El Vicario General, en su homilía, resaltó la participación de San José en la vida de nuestro Señor Jesucristo, señalando que no utilizó palabras para que se notara su presencia, sino acciones. Acciones con las que él se mostraba obediente a la voluntad del Padre; no necesitaba estar cuestionando lo que se le pedía, simplemente actuaba. Recordó también que San José, es el santo de la devoción del Papa Francisco y que la imagen que más le agrada, es la efigie de él recostado, pues por medio de los sueños es como el Señor se comunicaba con San José; y es así como mejor se solucionan las cosas, dejando a Dios que haga su parte entregándose a su voluntad. 

fiesta-seminario-tepic-2019-10

Continuando con la fiesta patronal, posterior a la celebración eucarística, se presentó un cantante de música católica, con una forma muy peculiar de evangelizar por medio del rap, siendo la sensación principalmente por los jóvenes. Después, el grupo de teatro del seminario preparó la puesta en escena: “Los árboles mueren de pie”, del dramaturgo Alejandro Cassona y adaptada por César Montaño Fránquez, alumno de 2do de teología.


Para esta fiesta patronal se requieren muchos preparativos, desde el equipo de panadería que se encarga de preparar los suficientes postres para ofrecer a los asistentes; hasta quienes se encargan de freír las tradicionales “carnitas” y “chicharrones de puerco”. Varias comunidades ajenas al seminario elaboran platillos para ofrecer, y los seminaristas que preparan los jardines y adornos pertinentes para que quienes nos visitan pasen una tarde agradable. 

El seminario es donde se forman los futuros sacerdotes, acompaña con tu oración a estos jóvenes y cuando sea posible, acude a conocer su casa, tu seminario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *