El día de ayer, 29 de abril de 2019, dio inicio la CVII (107) Asamblea Plenaria de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) en la sede ubicada en Cuautitlán Izcalli, Estado de México, con la asistencia de 135 obispos.


Mensaje de Apertura

Las actividades comenzaron con el mensaje del presidente de la CEM, Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey, donde destacó: “Nosotros los Obispos de México debemos reconocer también que, como Iglesia, atravesamos una etapa de crisis y de gran dificultad. No sólo por los escándalos que tanto han afectado nuestra credibilidad y autoridad moral, sino por el cambio de época que estamos viviendo y al que no estamos respondiendo de manera adecuada”. 

Destacó, además, cuál será su primera “emergencia pastoral”; dijo: “Nuestra primera emergencia pastoral, los jóvenes, se basa, por principio de cuentas, en un dato estadístico: en México habitan más de 36 millones de jóvenes, casi un 26% de la población total. Muchos de ellos están ausentes de nuestras parroquias y debemos salir a su encuentro potenciando su compromiso social, y no sólo su afán de novedades. Nos urge una pastoral juvenil menos melosa y más transformadora de la realidad”.

Mensaje del Nuncio Apostólico

Después del mensaje de apertura tomó la palabra el Nuncio Apostólico en México, S.E. Mons. Franco Coppola, quien saludó a todos los asistentes con un “Gozoso estoy aquí, hermano entre los hermanos, para encontrarles y saludarlos, para compartir y para intercambiar experiencias…”. Para después comenzar a tocar algunos puntos fundamentales que reclaman “nuestra particular atención y nuestras mejores energías pastorales”.

Entre los temas que mencionó fueron: las mujeres, los jóvenes, los pobres, la formación en los seminarios, entre otros.

¿Qué es un Nuncio Apostólico?

También se le puede llamar “Nuncio Papal”. Es un representante diplomático de la Santa Sede ante la iglesia local, ante los Estados, y algunas organizaciones internacionales.

Suele tener el rango eclesiástico de arzobispo.

Te invitamos a leer el saludo del Nuncio Apostólico completo en la página oficial de la CEM

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *